Chanel se vuelve navy

Karl Lagerfeld nos tiene mal acostumbradas con sus escenarios tan espectaculares. Después del supermercado, el casino, el database y el jardín encantado, llegó el turno del crucero La Pausa.


En el icónico Grand Palais de París, el káiser de la moda presentó la colección 2018/2019 para la maison Chanel inspirado en un barco transatlántico que lleva el nombre de la casa que Madmoiselle Gabrielle compró en la riviera francesa en 1929.


Pantalones anchos de tiro alto, trajes de dos piezas, rayas al mejor estilo marinero, chaquetas cruzadas, vestidos vaporosos y, por supuesto, mucho tweed en una paleta de colores que va del azul intenso al celeste pastel (con toques de rojo y rosa) formaron parte de la colección que ya está a la venta. Entre los accesorios, destacaron las boinas con aplicaciones, los zapatos de punta redonda, anteojos circulares con lentes espejados y los pañuelos anudados al cuello.


¿La prenda estrella? Para mi gusto la más simple. Una camiseta con el barco estampado que, pienso, se convertirá en la remera más instagrameada durante los próximos meses.







SANTIAGO, CHILE