La crema mágica

Soy una incansable buscadora de información. Y uno de los temas que suelo investigar, sobre todo en noches de insomnio como la de ayer, es el mundo de los dermatólogos.


Desde que hace años tuve la oportunidad de viajar a París y atenderme con Joelle Ciocco, la gurú francesa que cuida la piel de Carine Roitfield y Carla Bruni entre muchas otras celebridades, no he parado de perseguir a dermatólogos, cosmiatras y distintos expertos para ver qué recomiendan, y obviamente estar al tanto de las últimas tendencias.


Fue así como llegué a la doctora Heather Rogers. Me llamó la atención la cantidad de gente que recomendaba una cremita blanca, que a simple vista no se ve especialmente atractiva. Es más, parece una pasta de dientes. Pero Restore Healing Balm es, aparentemente, un milagro regenerador.


El producto que creó esta prestigiosa dermatóloga norteamericana cansada de no tener una solución efectiva y sustentable para sus pacientes (post tratamientos láser o quirúrgicos), se transformó rápidamente en un básico de los cosmetiqueros más exigentes. Cuesta poco más de 20 mil pesos chilenos, está formulado con ingredientes naturales, es antialérgico y sin parabenos ni BPA (se puede usar en guaguas recién nacidas también!). Tampoco contiene petróleo ni se testea en animales. Y lo más importante: sí funciona, y las fotos del antes y el después son de alto impacto.


“Después de hacer una biopsia o cirugía, yo recomendaba mantener los puntos cubiertos con alguna crema y parche curita. Necesitaba tener algo mejor para ellos, así que decidí hacerlo. Comenzó en mi baño con diferentes productos e ingredientes. Una vez que tuve una buena idea sobre lo que quería, contraté a un químico. Ahora, los productos RESTORE se hacen en una instalación certificada por la FDA en Ohio”, explicó la doctora en varias entrevistas que recogieron su historia.


El objetivo de su marca es avanzar en el mundo del cuidado de la piel mediante la creación de productos que sean simultáneamente buenos para la piel, buenos para el mundo y para toda la familia.


Si quieren vitrinear, comprar o conocer más sobre su filosofía y la línea completa de productos, pueden ir directamente a www.doctorrogers.com




SANTIAGO, CHILE