Por qué soy una TalyLover


Conocí a Taly Waisberg en una de mis primeras producciones en Chile, y no recuerdo cómo ni cuándo nos hicimos amigas. Así que todo lo que sigue está escrito con cero parcialidad, porque además de encontrarla realmente seca y distinta a los demás, la adoro.


Siempre me llamó la atención el hambre de mundo que tenía. No le alcanzaba con ser la mejor. La que nos peleábamos los editores para portadas de impacto, la que los grandes fotógrafos buscaban para dejar volar su imaginación (hay unos beautys con Javi Eyzaguirre que en mi opinión hasta la fecha son insuperables), la que salió en portada de revista Ya como promesa de la moda local. Taly necesitaba desplegar sus alas, así que voló. Cuando realmente le llovía el trabajo, tramitó una visa de artista y se radicó en Estados Unidos.


Se instaló primero en Nueva York, donde conoció a los principales maquilladores del mundo. Formó parte de los equipos de Diane Kendal, Tom Pecheaux, Gucci Weastman y Peter Philips (ex Chanel, hoy Dior) con quien hasta viajó por todas partes. Actualmente vive en Miami pero durante cada fashion month se traslada con su maleta por las grandes capitales de la moda.

Como los principales artistas del mundo, Taly trabaja a través de representantes que van ordenando su agenda a lo largo del año, y la ubican en los mejores teams, campañas y producciones editoriales. En septiembre pasado, por ejemplo, estuvo en el backstage del gran desfile aniversario de Ralph Lauren, también formó parte del comentado show de Marc Jacobs y su trabajo fue retratado por The New York Times (lo sé porque yo estuve ahí mientras le hacían las fotos).


La mejor noticia sobre Taly es que con la intención de poder hacer más cosas en la región se incorporó a The Souht List (una agencia chilena) y a Vardo Management (Argentina), así que seguramente muy pronto volverá a brillar en algún set de estas latitudes.


Mientras tanto, está armando el schedule para el próximo mes de la moda donde, entre otras cosas, hará el make up para Roberto Cavalli en Milán.


Generosa, talentosa, humilde y agradecida. Así defino a mi querida @talymakeup. Una de las cuentas de Instagram que vale la pena seguir, sobre todo en temporada de desfiles.







SANTIAGO, CHILE