Roller de Jade ¿sí o no?

Hace tiempo que le tenía ganas. Muchas beauty junkies y maquilladoras a las que sigo lo ocupan, así que investigué cuál era el mejor y compré uno de la marca Skin Gym (lo venden en varias tiendas de USA y yo aproveché que mi hija estaba de viaje para encargarlo). En teoría, sirve para reducir líneas finas y arrugas, además de estimular la circulación y mejorar la elasticidad. También está recomendado para reducir la hinchazón alrededor de los ojos, calmar el sistema nervioso, tonificar la piel y absorber energía negativa. En síntesis, sirve para todo menos para adelgazar. Demasiado tentador como para no probarlo.


El Jade es una piedra curativa y un símbolo de purificación y tranquilidad. Antiguamente creían que tenía poderes para armonizar energías, y por eso se hacían estatuas en las casas y se recomendaba espacialmente para personas con trastornos nerviosos y de ansiedad (tráiganme un camión de jade a ver si me relajo).


Por default soy bastante escéptica, pero cumplí con la rutina todos los días. Con la piel limpia, lo deslicé por cara y cuello durante aproximadamente dos minutos antes del maquillaje. Y la parte más pequeña la ocupé en el entrecejo, las ojeras y también en los labios.


Leí por ahí que era aconsejable guardar el rodillo en el refrigerador, pero la verdad es que cuando es de buena calidad naturalmente la piedra es fría y no necesita ningún cuidado especial. Hay alternativas en ali express por dos mil pesos y lo aclaro para que no caigan en la tontera de comprar cualquier cosa solo porque se ve bonita en la foto. La mía costó 32 dólares.


Valentina Rosenthal (@vrjewelry) una joyera chilena que me encanta -no, no somos parientes-, trabaja con Jade que trae de Guatemala y me hizo la misma salvedad: "El verdadero es difícil de encontrar. Muchos lo venden como original pero en realidad es aventurina o cuarzo verde". ¿Cómo saber si es o no real? "Tiene un color más intenso y la piedra es mucho más dura".


Obviamente en una semana no he notado cambios, pero sí reconozco que la sensación de presión es absolutamente agradable, es como un automasaje, y en lo personal me gusta quedarme unos segundos adicionales en la parte de la mandíbula. Siento que ayuda muchísimo para el bruxismo, aunque no encontré ningún review que hablara sobre eso, es mi experiencia. Creo que más que un complemento para la rutina de belleza, es un súper buen partner para la placa de relajación.


Lo recomiendo para quienes tengan tiempo. No siento que sea un indispensable, pero sí es un bonito gadget y, efectivamente, queda divino en las fotos!




SANTIAGO, CHILE