Tiffany Blue Box Café

Cuando escuché por primera vez que en la icónica tienda de la 5ta Avenida abriría el Blue Box café me prometí que sería lo primero que visitaría en mi próximo viaje a New York.


Dicho y hecho, apenas paró de nevar empecé a caminar desde el Washington Square Park (donde vive mi mejor amiga y donde suelo quedarme a dormir) hacia la 57. Siempre pienso que no hace tanto frío como para ir en metro y a mitad de camino me arrepiento, pero hay tantas tiendas geniales que finalmente igual el resfrío igual vale la pena.


Cuando llegué a la tienda y quise subir me preguntaron si tenía reserva... FAIL. Obvio que no tenía. Ni siquiera se me ocurrió. Así que me presenté como periodista, dije que tenía una excelente relación con la marca en Chile (que es cierto) y logré pasar.


No había mesa disponible pero igual aproveché para recorrer la tienda, hacer algunas fotos y conocer la cafetería, que realmente parece salida de un cuento. La vajilla, las mesas, todo es sencillamente perfecto. Y lo mejor es que para llegar hay que atravesar el sector de casa, en el que francamente te quieres comprar todo.


El lugar no es más caro que otros de su categoría, y vale la pena la experiencia. Yo me quedé con ganas del café. Next time...




SANTIAGO, CHILE