El mundial de Mira y Natalia

Si realmente les gusta la moda, entonces el nombre de Miroslava Duma les resultará conocido. No solamente es una de las mujeres rusas más estilosas y exitosas en los negocios, sino que además se convirtió involuntariamente (o tal vez ni tan involuntariamente) en la manera más cool de mirar los partidos de Rusia 2018.


Atrás quedó su polémica por los dichos sobre la discriminación, por los cuales pidió perdón hasta el hartazgo. Mira sigue siendo la reina del street style y la gran cuota de glamour de este mundial. Obviamente va por Rusia, pero no se pierde ningún partido de Argentina, y lleva a sus hijos a la cancha con la camiseta de Messi. Todos dicen que la polera más estilosa es la de Nigeria, pero si Mira elige la albiceleste... por algo será.


La otra gran protagonista del estilo ruso es la top Natalia Vodianova. Ella es a Rusia lo que Giselle es a Brasil, y por eso fue la encargada de presentar el mundial y de llevar la copa en ese increíble estuche Louis Vuitton. Ocurre que, entre otros muchos motivos por los cuales @Supernova (su nombre en redes) podría haber sido elegida para este trabajo, la modelo está casada con Antonie Arnault, heredero del imperio de lujo LVMH (dueños de la marca del famoso monograma).


Madre de cinco hijos y de una belleza realmente fascinante, Vodianova no reniega de su origen humilde pero ya no le queda ningún vestigio de esa adolescente que vendía frutas en un mercado. Convertida en una de las mujeres más sofisticadas y elegantes del mundo, es otra de las grandes protagonistas que vale la pena seguir mientras dure el campeonato.






SANTIAGO, CHILE